FANDOM


116526-lilith 400-1-

Lilith, la madre de los demonios

Nombre Real
: Kiskillilla (su nombre Sumerio)

Otros Alias: Lilitu (su nombre en Babilonio), la Diosa de los Vampiros, Madre de los Demonios, Madre de los Lilin.

Especie: Diosa/ Demonio/ Vampiro.

Profesión: Madre de los Lilim (en Sumerio, Lilim); antigua miembro de los Anunnaki (Dioses Mesopotámicos); aliada de Centurius, Zarathos y posiblemente también de Asmodeo.

Parientes Conocidos: Aehr (posible padre); Lillu, Ardat e Irdu (hermanas); Los Lilin: Círculo, Colmillo, Cortocircuito, Credo, Desollador, Disolvente, Doc, Escupefuegos, Grabador, Hermana Nada, Infinks, Legión Oscura, Mal Tiempo, Mercado de Carne, Nakota, Paria, Parásito, Peregrino, Pixel, Sed de Sangre (hijos); Apagón (nieto o tal vez un descendiente más lejano); hijos innominados cuyo padre es Zarathos.

Base de Operaciones: Actualmente desconocida; anteriormente la Dimensión de las Sombras; anteriormente en el interior del Leviatán.

Primera Aparición: Ghost Rider vol.3#28 Usa, en Action Tales, New Defenders#2.


Historia:Poco se sabe acerca del auténtico origen de Lilith, y los datos que se tienen son realmente especulaciones que a menudo se contradicen entre sí. No obstante, siempre se ha referido a ella como la hija de las tinieblas, sugiriéndose que puede ser la hija de Aehr (o Aer), el antiguo dios de la oscuridad. Trató de tentar a Adam, el primer hombre según la teología Judeo-Cristiana. En realidad, fue creada junto con Adán para ser su esposa, pero ella se negó a obedecerle como sirviente, lo que conllevó que fuese expulsada del Jardín del Edén. En algún momento posterior a su expulsión tuvo numerosos hijos, los Lilin; esta concepción pudo ser asistida por el demonio Asmodeo o bien de cualquier otro tipo. La inmensa mayoría de éstos fueron asesinados, posiblemente a manos del Dios Judeo-Cristiano. Durante el Imperio de los Sumerios, Lilith vivió en el desierto, más allá del río Eúfrates, lugar donde se dedicó a abducir niños sin bautizar. Después de ésto, vivió en Atlantis, sobreviviendo a su destrucción durante el Gran Cataclismo. Sin embargo, no disfrutó de libertad plena, pues los hechiceros Atlantes la aprisionaron en el interior del vientre del Leviatán.

El primero que tuvo noticias del regreso de Lilith fue el espíritu despersonificado de Danny Ketch, posiblemente como una visión del futuro, en la que la encontraba y ésta le asaltaba.

En el norte de Groenlandia, Lilith emergió del vientre del Leviatán, en el que había morado durante toda una eternidad, matando de paso a los dos científicos que habían sido testigos de su renacimiento. Usando las entrañas de su antigua prisión como medio para ver el futuro, vio a sus hijos, los Lilin, vencidos a manos del Motorista Fantasma y Johnny Blaze. De este modo, Lilith convocó a su hijo Peregrino y le siguió a través de un portal en el espacio para reunir al resto de sus hijos a su lado. A ellos se unió también Apagón, un descendiente más lejano. Una vez reunidos, Lilith les envió para atacar al Motorista Fantasma y a Johnny Blaze. Éste mató a Credo y los otros huyeron junto a su madre para hacerse más fuertes antes de desafiar a los Hijos de la Medianoc
115656-lilith 400-1-
he.

Lilith, Peregrino y Apagón reclutaron a Colmillo y Nakota en un Club Gótico de Manhattan. Allí, la Diosa-demonio envió al primero de éstos a matar a Morbius. Intentó hacerlo echando su propia sangre venenosa en un elixir que se suponía que curaría a Morbius de su maldición. Esta mezcla no mató a Morbius, pero en cambio le mutó, transformándole en un ser más sobrenatural.

Por medio de Nakota, Lilith observó desde la distancia la batalla entre Viento de Acero y el Motorista Fantasma y Blaze. De este acontecimiento, supo de la existencia de Centurious.

Aparentemente en alianza con Lilith, Pesadilla asaltó a Dan Ketch y al Motorista Fantasma; Lilith y los Lilin aparecían en las ilusiones de Pesadilla.

DeGuzman fue contactado por Lilith para que éste se convirtiese en su sirviente. Así, el contrató a un ninja llamado Li y a varios agentes suyos para asesinar a Victoria Montesi para así evitar que ésta interviniese en sus planes acerca del Darkhold. Los asesinos a cargo de Li fallaron al matar a Montesi, pero en su lugar mutilaron a su mejor amigo, Nash Salvato. Tras este primer fallo, el Lilin Doc reformó a los asesinos, aumentándoles su fuerza y velocidad. Los asesinos, ahora potenciados, fueron vencidos y destruidos con la ayuda del Motorista Fantasma y Johnny Blaze. Lilith observó la batalla, pero huyó al ser disparada en el brazo por Blaze. Nakota fue dejada atrás en la huída.

Poco después Lilith reclutó a Desollador y le envió tras el Motorista Fantasma y Blaze, quien vivía entre los humanos y había formado una familia. Para unirse a Lilith, Desollador mató a su esposa y su hijo.

Mercado de la Carne le hizo a Lilith una manta con la piel de sus víctimas, mostrando el rostro de los Nueve que se convertirían en sus enemigos: Blade, John Blaze, Sam Buchanan, Frank Drake, el Motorista Fantasma, Louise Hastings, Hannibal King, Victoria Montesi y Morbius. De este modo, Lilith se presentó como cliente ante Investigaciones Borderline y envió a los Cazadores de Vampiros a atacar al Motorista Fantasma y a Blaze. También intentó hostigar al Doctor Extraño para medir su hechicería contra la de ella, a lo que él se negó, sabiendo que tal conflicto debilitaría las barreras dimensionales y permitiría a más de los Lilin regresar a la Tierra. Lilith se marchó cuando Blade decapitó a Merdado de la Carne, llevándose a éste para curarle de sus heridas.

Lilith usó el cuerpo del Leviatán para restaurar a Mercado de la Carne, con la ayuda de Doc. Después, hizo que Peregrino abriese un portal a través del cuerpo de ella, por medio del cual planeaba invocar al resto de los Lilin. Sin embargo, los Nueve llegaron para detenerla. Lilith envió el por aquel entonces espírtu sin cuerpo de Dan Ketch a través del portal, haciéndolo renacer como uno de sus Lilin. Mientras Ketch/Lilin les combatía, Lilith trató de convertir al resto de los Nueve en Lilin también. En cuanto ellos contraatacaron en contra de ella, la Diosa-Demonio se vio obligada a reabsorber poder de los otros Lilin. El Motorista Fantasma, por su parte, la agarró metiendo su cabeza en el portal que tenía en el pecho, causando una explosión masiva que aparentemente la destruyó a ella y a los Lilin. Sin embargo, después de que Los Nueve se marcharan, Lilith revivió y absorbió la vida de Nakota, el último Lilin superviviente para fortalecerse una vez más {GR3 31}. El Doctor Extraño, entretanto, retiraba los tintes malignos del Lilin de Ketch y le devolvía a la vida, volviendo el Motorista Fantasma durante el proceso.

Debido a los acontecimientos de la Masacre de Medianoche, los Nueve decayeron y sucumbieron ante distintos tipos de corrupción. Una opulenta y alegre Lilith habló con sus hijos a través de un golfo dimensional, decidiendo que había llegado el momento de reunirse.

Lilith estaba preparada para dar nacimiento a su progenie una vez más, pero era incapaz de alumbrar a sus hijos sin asistencia, de modo que llamó a cualquier Lilin que permaneciese en la Tierra. Fue Paria el que acudió a la llamada de su madre y desgarró su vientre, permitiendo a los Lilin nacer de nuevo. Apagón en particular vio sus poderes incrementados de un modo dramático en el momento en que renació de Lilith. Ésta, por su parte, le envió junto con Peregrino a exterminara a los Nueve mientras se encontraban debilitados a causa de los últimos acontecimientos.

La llamada de Lilith fue oída también por Centurius, que pensó que ella podría ayudarle en su búsqueda del Medallón de Poder; así, éste viajó a Groenlandia para reunirse con ella y proponerle una alianza. Entretanto, el Motorista Fantasma derrotaba a Apagón y Peregrino; sin embargo, en el último momento aparecía Centurius y raptaba a la madre de Ketch, Francis.

Lilith envió a los Lilin, junto con Viento de Acero a atacar al Carnaval Quentin, aliados de John Blaze. Ella contemplaba como Centurius hacía que Grabador torturase a Francis Ketch para sacarle información, y como seguidamente capturaba a John Blaze.

A través de los ojos de Nakota, Lilith observó a Morbius usar la Página de Resurrección del Darkhold en un intento por revivir a su amante muerta, Martine Bancroft. El hechizo permitió al Lilin conocido como Parásito reanimar la forma de Martine. A causa de esto, así como la posesión de Morbius a manos de Sed de Sangre, Lilith esperaba convertir al Vampiro Viviente a su bando, incluso permitiendo que éste siguiese formando parte de los Nueve y así debilitar al grupo desde dentro.

Lilith observó también como Grabador hacía su tarea sobre Johnny Blaze en un intento de obtener de éste la fracción del Medallón que éste poseía. Después de que el Motorista Fantasma llegase y le rescatase, ella viajó con Centurius y sus agentes al Cementerio de Cypress Hills conde planeaban tomar las fracciones del Medallón que poseían tanto el Motorista Fantasma como Blaze.

Junto con Centurius, Apagón y Paria, Lilith se enfrentó a Blaze, el Motorista Fantasma, Vigilante y Venganza en las catacumbas del Cementerio. En el transcurso de la batalla, Zarathos fue liberado de la forma de Centurius.

Los héroes huyeron de Zarathos, y Lilith abandonó a Centurius a favor del primero. Convocó a Peregrino y Nakota a su lado y se aprovechó de la pérdida parcial de memoria de Zarathos para presentarse ante él como figura materna. Centurius por su parte atacó a Lilith, con la esperanza de castigarla por su traición, al tiempo que Zarathos se desvanecía ante la vista de todos los presentes. Los héroes volvieron a la batalla, y accediendo a las energías de los fragmentos del Medallón de Poder, tuvieron éxito en hacer retirarse a Zarathos, Lilith y los Lilin. Un portal se abrió y los demonios fueron enviados a la Dimensíon de las Sombras aunque, a ojos de los héroes, los demonios habían muerto.

Los Lilin reaparecieron con una explosión desde el nuevamente abierto portal dimensional, atacando a unos Nueve nuevamente reunidos al completo. Frank Drake, Louise Hatings, Jinx y Modred el Místico investigaban la niebla procedente del portal cuando fueron atacados por Lilith.

Junto a Zarathos y un gran número de Lilin, Lilith regresó a través del portal del Cementerio de Cypress Hill. Envió a los Lilin a esparcir la niebla a lo largo y ancho de la Tierra, de modo que sus energías mágicas le permitirían controlar el planeta entero con mayor facilidad, además del hecho de que Zarathos se hallaba de su parte. El asalto de los Lilin y Zarathos sobre los Nueve fue temporalmente interrumpido por el Doctor Extraño, que creó un escudo místico entre ambos grupos y teleportó a los héroes a un sitio a salvo.

El hechizo de teleportación de Extraño fue perturbado por Peregrino; el Motorista Fantasma y Blaze fueron teleportados ante la presencia de Círculo y Disolvente, que les atacaron. Peregrino se teleportó a sí mismo, junto con Lilith y Zarathos a la batalla, pero los héroes escaparon a través de otro de los portales dimensionales de Extraño, no sin que antes Blaze descargara una ráfaga sobre Peregrino a fin de evitar que el suceso se repitiese.

Lilith, los Lilin y Zarathos hostigaron a los Redentores del Darkhold en su mansión en New Hope. Combinando sus poderes mediante un hechizo de potenciación, Modred y Jinx disiparon la magia de los Lilin. Zarathos creó un escudo que les defendería por el momento, pero Jinx oyó el rumor (falso, por cierto) de Frank Drake que decía que Modred había matado a Louise Hastings, volviéndose en su contra y neutralizando a ambos. Drake se preparó para hacer frente a los dos archidemonios, pero entonces fue cuando fue atacado por la espalda por Morbius, que se hallaba todavía bajo el control de Sed de Sangre (el verdadero asesino de Louise).

Morbius regresó al Sancta Sanctorum del Doctor Extraño, y la presencia del Lilin que le poseía permitió al resto de sus hermanos infernales atravesar las barreras místicas del Doctor Extraño y asaltar a todos los presentes. Lilith llegó teleportada por Peregrino, intentando convencer a los héroes para que se rindieran y entregasen el Amuleto de Poder; de hacerlo, ella les permitiría vivir. De nuevo, Extraño se negó a pelear con Lilith por temor a debilitar las barreras dimensionales. Así, ayudó a Morbius a controlar a Sed de Sangre, pero el resto de los Nueve seguían sin confiar en él y le atacaron.

Lilith convenció a Zarathos que conservase sus energías y se fuera con ella mientras los Lilin acababan con los Nueve. De este modo, Peregrino teleportó a los tres lejos de allí.

Extraño, por su parte, reforzó los escudos alrededor de su santuario y forzó a los Lilin a salir de allí. Sin embargo, en un esfuerzo por purgar los tintes demoníacos que impregnaban el aura de su santuario, se vio obligado a destruirlo. Lilith y varios Lilin se hallaban fuera, esperando empezar la batalla de nuevo.

Lilith dejó que los Lilin continuaran la batalla, mientras ella y Zarathos consumaban su relación en un mausoleo en el Cementerio de Cypress Hill. Tras esto, el Motorista Fantasma, Venganza y Blaze llegaron para hacerles frente. En ese momento, Lilith dijo a Zarathos: "Lucha con el conocimiento de que, no importa el resultado, tu descendencia continuará. Te lo prometo". Zarathos fue temporalmente vencido por los héroes, y Lilith y los Lilin fueron devueltos de nuevo a la Dimensión de las Sombras.

Después de que Zarathos fuese derrotado y convertido en piedra por los Nueve (llamándose a partir de ahora los Hijos de la Medianoche), Lilith apareció en el cementerio al lado de la estatua abandonada, jurando dejar atrás a sus antiguos hijos, los Lilin, con la intención de convertirse en una entregada madre para la nueva progenie que había concebido con Zarathos. Predijo que ésta crecería fuerte y rápidamente, alimentándose de las historias acerca de la grandeza de su padre.

En Action Tales

Emparejada al hijo de Mefisto, Corazón Oscuro, usó a los habitantes de una ciudad llamada Stanford como alimento para su nueva progenie de demonios. La llegada de los Nuevos Defensores, gracias a un visión de Halcón Nocturno estropeó sus planes. Peor fue la aparición del Motorista Fantasma Original, unido de nuevo a Zarathos lo que decantó realmente la balanza, volviendosé Zarathos contra su progenie infernal. Los dos demonios huyeron a Metrópolis, la ciudad Eterna y alli se enfrentaron al grupo. Lilith fue aparentemente destruida por el fuego infernal del Motorista Fantasma. Se desconcoe si su muerte fue definitiva o no.

Ojos: Amarillos sin pupilas visibles

Pelo: Negruzco, con el aspecto de una cascada de humo fantasmal.

Piel: Blanca (sin pigmento)

Rasgos Distintivos: Lilith es un demonio, de modo que su fisiología es humana tan sólo en apariencia; su cráneo se alza extrañamente hacia arriba, y el pico de la viuda que podría formarse en el nacimiento del pelo en una cabeza normal, en el caso de la Reina de los Demonios tiene el aspecto de una exagerada formación que hace que parezca que por encima de sus ojos se alcen dos cuernos.

Nivel de Fuerza: Lilith tiene la fuerza convencional que caracteriza a los Dioses Mesopotámicos, es decir, una fuerza sobrehumana clase 25.

Poderes Conocidos: Además de la fuerza característica de los Dioses de Mesopotamia, Lilith posee un aguante físico y resistencia a las heridas en proporción a éstas. Posee también un vasto conocimiento mágico y la habilidad de manipular las fuerzas oscuras del Universo. Puede asimismo convocar a sus hijos en otros planos dando nacimiento a sus energías desde nuevos cuerpos en la dimensión de la Tierra. Cuantos más hijos “alumbra”, más fuerte y poderosa se hace ella.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar