FANDOM


85165-80809-heimdall-1-

Heimdall

Nombre Real
: Heimdall

Especie: Asgardiano

Profesión: Centinela de Asgard, guardián del Puente del Arco Iris, durante un tiempo dirigente de Asgard en sustitución de Odín.

Lugar de Nacimiento: Asgard

Estado Civil: Soltero

Parientes Conocidos: Sif (hermana)

Grupo de Afiliación: Dioses de Asgard

Base de Operaciones: Asgard

Primera Aparición: Journey into Mistery 85 usa, En Action Tales, Thor#1.


Historia:Según la mitología escandinava Heimdall es hijo de una de las nueve hijas del gigante Geirredur. Con el nombre de Rig, recorrió la tierra, y dio origen al género humano. Siempre siguiendo la mitología nórdica, Heimdall será el encargado de convocar a los dioses el día del juicio final, el Ragnarok.

Popular por sus agudizados sentidos, Heimdall fue nombrado por Odín para ser centinela del Puente del Arcoiris, el Bifrost, y Heimdall ha cumplido su misión con acierto, incluso en los momentos más trágicos de Asgard. Siempre ha permanecido fiel a su tarea, vigilando el Puente del Bifrost, y preveniendo a Asgard de posibles ataques.

Con ocasión del ataque de Surtur y sus demonios llameantes, Heimdall fue el único asgardiano, junto con Odín, que permaneció en Asgard para detener su ataque, mientras que Thor al mando de los ejércitos de Asgard, viajaba a la Tierra para enfrentarse a los ejércitos de Surtur. Surtur engañó a Thor para que le mostrara el camino a Asgard, y el demonio llameante siguió la ruta que le marcaba el Arco Iris. Lógicamente, el camino que siguió le llevó hasta donde se encontraba Heimdall, que lejos de aminalarse ante un enemigo más poderoso que el propio Odín, atacó a Surtur. No fue rival para el demonio, que derrotó fácilmente al centinela asgardiano, lanzándolo contra uno de los satélites que rodean Asgard. Tras esto, Surtur usó su espada llameante "Crepúsculo" para destrozar el Puente del Arco Iris. Los restos del Bifrost cayeron sobre la Tierra y así supo Thor de lo que estaba aconteciendo. El Dios del Trueno regresó rápidamente al Reino Eterno, donde encontró a un malherido Heimdall, al que llevó a Asgard y le puso a salvo. Posteriormente Thor combatió a Surtur, que había derrotado previamente a Odín, y aunque también fue momentaneamente derrotado, el demonio llame
Heim032

Heimdall en combate

ante sucumbió al ataque conjunto de Thor, Loki y Odín, gracias al sacrificio de este último, que se sacrificó para retener a Surtur en Musphell.

Apenas Surtur fue derrotado, Thor cayó bajo el encantamiento de Lorelei, y Heimdall junto con la ayuda de Sif y la Encantadora, logró deshacer el hechizo.

Cuando los asgardianos regresaron a la Tierra después de combatir a las tropas de Surtur, muchos respondieron a la llamada de Thor para invadir el Reino de Hela para liberar a las almas de los terrestres allí retenidos. El Verdugo fue uno de los que respondió a la llamada de Thor, y su amada, la Encantadora, quizás para darle celos, inició una relación con Heimdall, cuando las tropas de Asgard regresaron del Reino de la Muerte, la Encantadora se dispuso a abandonar a Heimdall para regresar con el Verdugo, sin saber que se había sacrificado para cubrir la huida de sus camaradas.

La ausencia de Odín en Asgard provocó que Loki, hijastro de Odín, quisiera hacerse con el trono, en detrimento de Thor. Heimdall apoyó a Thor, y junto a Sif y otros asgardianos leales se opuso a los pérfidos planes del Dios del Mal, con el objetivo de que Thor gobernara Asgard, finalmente, a pesar de que los planes de Loki fracasaron, Thor renunció al trono, en beneficio de Balder.

Ahora que el Puente del Arco Iris había desaparecido, la función de vigilant el carecía ya de sentido, pero continuó siendo un guerrero valeroso de Asgard. Heimdall continuó su relación con la Encantadora, aunque ninguno pudo hacer nada cuando, al igual que el resto de los asgardianos, cayeron víctimas del hechizo urdido por Loki, que los debilitó sumiéndolos en un estado semicomatoso, y propiciando el ataque de los Gigantes de Hielo, que finalmente fueron derrotados por las fuerzas conjuntas de Balder, Kurse, Volstagg y algunos niños terrestres y asgardianos.

Heimdall y los asgardianos hicieron frente poco después al ataque perpetrado por el dios egipcio de la muerte Seth, que lanzó a sus ejércitos contra una desprevenida Asgard. Previamente a este ataque, Seth pretendió eliminar al monarca del Reino, Balder, mediante un traicionero ataque lanzado por sus asesinos, Balder logró salvar la vida gracias a los sentidos de Heimdall, que detectaron el ataque contra su señor, y acudió en su ayuda.

Al igual que el resto de los Asgardianos, Heimdall combatió contra los ejércitos de Seth, y permaneció junto a Balder combatiendo en primera línea junto a otros valerosos asgardianos. Finalmente fue herido de gravedad por las fuerzas egipcias, y fue llevado a la enfermería, donde se temió por su vida. Su amante la Encantadora, creyéndole muerto, se lanzó en un ataque suicida contra Seth, que solo sirvió para que fuera capturada.

Heimdall no había muerto, y su gran espíritu guerrero le hizo volver a la lucha. Junto a otros dos asgardianos, Volstagg y Fandral, también heridos, luchó contra el propio Seth y sus tropas de élite, para evitar que este tomara posesión del trono de Odín. La desigual lucha hubiera acabado con la segura muerte del centinela de Asgard y de dos de los Tres Guerreros si no hubieran entrado en acción Balder con los refuerzos proporcionados por la reina Norn Karnilla, y una coalición de Trolls y Gigantes. El nuevo ataque obligó a Seth a retirarse. La llegada de Thor y un recuperado Odín, propiciaron la derrota de Seth, y la victoria de los asgardianos.

Heimdall colaboró con el resto de los Asgardianos en la reconstrucción de Asgard, pero pronto tuvo que hacer frente a una nueva amenaza ante el ataque conjunto de nuevo del Demonio Surtur, y del Gigante de Hielo Ymir. Heimdall dirigió la defensa de los asgardianos, siendo el hombre de confianza de Odín, finalmente, gracias a la ayuda de Thor, los dos gigantes fueron derrotados.

La derrota de los dos enemigos de Asgard habían dejado agotado a Odín, que debía sumirse en el "Sueño Reparador de Odín", para recuperar sus fuerzas. En su ausencia, debía ser Thor quien gobernara Asgard, pero este prefería regresar a la Tierra para seguir protegiéndola, ya que Balder decidió no volver a gobernar Asgard después del desastroso reinado anterior, Odín decidió otorgarle la jefatura de Asgard a Heimdall, que había demostrado una valentía y una lealtad al Reino sin igual.

En algún momento desde la derrota de Seth, la Encantadora y Heimdall pusieron fin a su relación. Se ignora el cuando, el como y el porque.

Odín le dio a Heimdall el cetro de poder, y con él Heimdall reconstruyó el Puente del Arco Iris, que unía Asgard con la Tierra, y durante un tiempo ostentó la jefatura del Reino, hasta que Odín se recuperó. Entre las tareas que desarrolló Heimdall como dirigente de Asgard, la más desagradable de las cuales fue el desterrar al Hijo de Odín, Thor, después de que pareciera matar a Loki, a causa de uno de sus engaños.

Tras la recuperación de Odín, Heimdall regresó a su antigua tarea de vigilar el Puente del Arco Iris.

Heimdall, al igual que el resto de los Asgardianos vio como debido a los planes de Odín, era transformado en un mortal con los recuerdos borrados. En este estado, los asgardianos hicieron frente a un nuevo ataque de Seth, al que finalmente Odín logró derrotar.

Sin embargo, cuando estaban debilitados tras la lucha contra Seth, Heimdall y el resto de los Asgardianos fueron atacados por los Dioses Oscuros, que los derrotaron, capturaron y destruyeron el Reino.

El regreso de Thor tras su aparente muerte a causa de los sucesos de Onslaught, y su llegada a Asgard, donde se enfrentó a los Dioses Oscuros, puso fin al cautiverio de Heimdall y sus camaradas, que se unieron para derrotar a los nuevos enemigos.

Tras esto, Heimdall colaboró con sus compañeros en la reconstrucción de Asgard, y sigue desarrollando su tarea como guardián del Puente del Arco Iris


-En Action Tales-

Heimdall estaba de guardia en el puente del arco iris, cuando los ejércitos del Hades olimpico lo asaltaron, con la intención de tomar Asgard. Heimdall hizo sonar Gjallerhorn, el cuerno de los dioses, avisando de que el enemigo estaba a las puertas de Asgard. luchó con bravura, pero sólo la llegada de Billy Rayos Beta y los guerreros de Asgard evitó que cayese.

-Posibles Spoilers-

Recientemente, cuando las fuerzas de la alianza de dioses fueron al encuentro de los ejércitos de Loki, se reencontró con la Encantadora, y juntos se enfrentaron a Hela y su hermano, el lobo Fenris, para proteger a Finna Greyval, la portadora del Estandarte del Cuervo. Heimdall luchó contra el gigantesco lobo, y cuando apareció su hermana Sif, juntos mataron al lobo. Esto enfurecio a Hela, que no se esperaba el golpe conla espada de Heimdall, que marcó el rostro de la diosa de la muerte.Enrabietada, Hela aprisionó magicamente a la Encantadora, Finna y Sif y lanzó contra el guardián de Bifrost a las legiones de Hel,desde Nastrand, el lugar más pérfido del reino de Hel. Heimdall luchó como un valiente, e hizo retroceder a innumerables enemigos, sin embargo, la superioridad númerica hizo que recibiese muchas heridas y el cansancio le hacía estar al borde de la derrota. Con sus últimas fuerzas hizo sonar el cuerno de los dioses y entonces Hela se preparó para descargar el golpe final y acabar con su vida.En ese momento, y acudiendo al sonido de Gjallerhorn, Leir, los Tres Guerreros, Billy Rayos Beta y otros guerreros de la alianza acudieron en su rescate.Leir se midio en combate personal contra Hela, y para sorpresa de esta, la atravesó con una de sus lanzas de luz. Hela huyo a su inframundo, haciendo desvanecerse a todas sus tropas. Herido de muerte, Heimdall pidió a Finna llevar el estandarte del Cuervo hasta la fortaleza enemiga, ya que el poder del estandarteexigia el sacrificio de quien lo hiciese, y como iba a morir igualmente, se ofrecía a hacerlo. Llevado por Sif y Billy Rayos Beta, Heimdall finalmente colocó el estandarte del Cuervo, haciendo que todas las tropas de la alianza de dioses sintiesen un vigor y un impetú que les llevó a ganar la batalla. Heimdall murió sujetando el estandarte, y logrando un último acto de valentia.


Altura: 2,15 m

Peso: 260 kg

Ojos: Gris

Pelo: Castaño

Piel: Blanca

Nivel de Fuerza: Posee una fuerza sobrehumana que le permite levantar unas 35 toneladas de peso

Poderes Conocidos: Heimdall posee los atributos físicos sobrehumanos típicos de un asgardiano. Heimdall por tanto posee una fuerza, una resistencia y una invulnerabilidad superiores a la escala humana.

Como todos los asgardianos, sus expectativas de vida son mayores que las de un humano normal, aunque no son longevos como lo son los dioses Olímpicos, Heimdall es inmune a las enfermedades terrestres (aunque es propenso a contraer la enfermedad de los asgardianos, la "locura del guerrero"), y muy resistente a las heridas convencionales, ya que la carne y los huesos asgardianos son tres veces mas densas que las de los humanos.

Durante el tiempo que ostentó la jefatura de Asgard, Heimdall adquirió unos poderes increíbles, que si no igualaban a los de Odín, le convertían en el segundo (quizás tercero), asgardiano mas poderoso, dichos poderes le permitieron, por ejemplo, recrear el Puente del Arcoirir, destruido por Surtur.

Habilidades Especiales: Heimdall posee una vista extrarordinaria, y unos sentidos altamente desarrollados. Se dice que sus sentidos le permitían sentir lo que sucedía en la Tierra aunque él se encontrara en Asgard, y su visión le permitía ver lo que pasaba en la Tierra desde su puesto de centinela en el Bifrost.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar